Putin no liberará reservas de alimentos al mundo hasta que no se revean sanciones

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) suplicó a Rusia que abra los puestos ucranianos para evitar que el hambre en el mundo se dispare a niveles altos jamás vistos.

David Beasley, jefe del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, dijo: “Le pido al presidente (ruso) Putin, si tiene algo de corazón, que abra estos puertos… para que podamos alimentar a los más pobres de los pobres y evitar hambruna, como lo hemos hecho en el pasado, cuando las naciones en esta sala se han unido”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, también se sumó a la solicitud: “Rusia debe permitir la exportación segura de cereales almacenados en los puertos ucranianos”. Y añadió: “No hay solución eficaz para la crisis alimentaria sin reintegrar en los mercados mundiales, pese a la guerra, la producción alimentaria de Ucrania, así como los alimentos y los fertilizantes producidos por Rusia y Bielorrusia”.

Sin embargo, el Kremlin respondió que esto no sucederá hasta que no se revisen las sanciones que decenas de países -incluyendo a la Unión Europea y al G7- han impuesto sobre Rusia, según reportó la agencia de noticias Interfax.

Ucrania, uno de los mayores productores de cereales del mundo, solía exportar la mayoría de sus productos a través de sus puertos marítimos pero ahora la ciudad portuaria de Mariupol, que es uno de los puestos más importantes del país, ya sido tomada por el Ejército ruso. Ahora, los cereales que se pueden exportar deben viajar por tren hasta puertos más pequeños a orillas del Danubio.

La guerra de los granos

El Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano estima que las fuerzas militares rusas habrían incautado entre 400.000 y 500.000 toneladas métricas de granos, equivalente a unos US$100 millones, desde el inicio de la guerra hace más de 80 días.

Según el ministerio, el Ejército ruso habría transportado hasta la península de Crimea (anexado por Rusia por la fuerza militar) en donde habría sido cargado en buques rumbo al mar Mediterráneo para venderlos al exterior. El navío Matros Pozynich sería uno de ellos, el cual se encuentra actualmente en Latakia, la principal ciudad portuaria de Siria, desde donde puede suministrar el grano a otros países de Oriente Medio.

Este zarpó de Crimea a finales de abril con más de 27.000 toneladas de grano a bordo, según el portal de seguimiento y rastreo de flotas navales FleetMon. El gobierno de Egipto impidió que atracara en sus puestos y por eso tuvo que seguir rumbo a Siria. Imágenes de la llegada del barco a Latakia fueron publicadas por la empresa satelital Planet Labs y verificadas por Associated Press.

FUENTE: LaRed21