Médicos del interior manifiestan su preocupación por el aumento de casos diarios de COVID-19

La Federación Médica del Interior (FEMI) realizó un plenario gremial en la mañana del sábado en el cual muchos manifestaron su preocupación por el aumento de casos activos de COVID-19 en el interior, ante la habilitación de actividades que han fomentado la movilidad y la presencialidad.

«A un año del primer caso positivo detectado en el Uruguay la situación en el interior es alarmante. Actualmente hay siete departamentos que están en rojo según el índice de Harvard, acumulando 2.507 casos activos. A nivel nacional, el 51% de los casos activos de todo el país está en el interior y esta situación se torna más grave al norte del Río Negro, zona en la que se agrupa el 79% de los casos activos de los departamentos que están en rojo», se lee en el comunicado enviado por FEMI a LARED21.

Si bien FEMI defiende la atención presencial de pacientes, aseguran que «por la seguridad de los pacientes, por la de sus familias y por la de nuestros colegas creemos que no es acertada la decisión general de regresar a la atención presencial» en el interior, ya que no hay una misma realidad en todos los departamentos que están afuera del gran área metropolitana. «Los escenarios son sumamente diversos y es por eso que FEMI ha solicitado una reunión de carácter grave y urgente a las máximas autoridades sanitarias del país, con el objetivo de que se analicen las situaciones por separado».

Explican que sí hay zonas en donde la atención presencial es viable, pero que hay otras donde los números indican lo contrario. «Rivera y Río Negro son claros ejemplos, ya tomaron algunas medidas, y creemos que hay otras zonas en situación similar que mecen ser analizadas individualmente», continúa el comunicado.

Aprovecharon para solicitar una vez más a la población que respeten las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el distanciamiento social, el uso de tapabocas, el lavado de manos y alertar a las autoridades en caso de presentar síntomas sospechosos de COVID-19.

FUENTE: LaRed21