Maduro anuncia diálogos con la oposición y promete “garantías” en las próximas elecciones

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró que el próximo 21 de diciembre habrán elecciones generales en su país y adelantó que se están gestando las condiciones para unas “intensas negociaciones” con la oposición para “ampliar las garantías electorales”.

El líder máximo del chavismo concedió una entrevista a la revista estadounidense Bloomberg en la cual aseguró que los observadores internacionales “están invitados” para los comicios venidero, añadiendo que fueron enviadas invitaciones a centros de análisis político internacionales y organizaciones como la Unión Africana, la Unión Europea, la Asociación de Naciones del Sureste Asiático y al gobierno de Estados Unidos.

Sobre este último país Maduro parece querer cambiar de fase y dejar atrás los profundos roces con el expresidente Donald Trump. Es así que instó a Joe Biden a que “cese, desde la Casa la Blanca y el Departamento de Estado, la demonización de Venezuela, la demonización de la Revolución bolivariana y la demonización del presidente Nicolás Maduro”.

“Ojalá podamos encontrar caminos de acercamiento, de respeto, de beneficio mutuo que permitan regularizar relaciones entre los Estados Unidos y Venezuela”, prosiguió.

Cercada por los bloqueos

Maduro manifestó en una alocución televisada por el canal estatal VTV que Venezuela estuvo “14 meses sin vender una sola gota de petróleo”, no solo debido a la pandemia sino también por los bloqueos que pesan sobre la nación caribeña de 28,5 millones de habitantes.

Recordó que durante los cuatro años del gobierno de Trump Venezuela perdió el 99% del ingreso nacional en relación al año 2013, y criticó que EE.UU. “sancionó todas las riquezas de Venezuela”, incluyendo a todas las empresas estatales que tienen alguna participación en el mercado internacional, en lo que calificó de “campaña de asfixia”.

“En donde más nos vulneraron es en el ingreso y en el valor del bolívar. Allí es donde estamos enfocados en recuperar, en recuperar los ingresos nacionales”, complementó Nicolás Maduro durante el evento de Gobierno del pasado martes.

Sobre la cruenta situación alimentaria del país, explicó que su administración está abocado a la autonomía; antes, aseveró, “Venezuela importaba el 80% de todo su alimento” y que hoy la nación “está produciendo el 80% para el pueblo en territorio venezolano”.

Como buena noticia, Estados Unidos permite desde esta semana que el gobierno venezolano realice ciertas transacciones en el extranjero para luchar contra los embates de la pandemia del COVID-19. Si bien no se levantan las sanciones, Washington concedió permiso para que el gobierno negocie la adquisición de mascarillas, ventiladores y tanques de oxígeno, así como vacunas, pruebas de detección y todo tipo de material hospitalario necesario.

FUENTE: LaRed21