Lacalle pide a Maduro que abra urgentemente las puertas y ventanas a la democracia

Lacalle Pou participó este miércoles 21 de abril de la XXVIIª Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que organiza Andorra.

Durante la conferencia, que se realizó en forma virtual, el mandatario uruguayo se refirió a la actual situación sanitaria y a la “salud humana, animal y ambiental que están íntimamente vinculadas”, y a la salud en el mundo.

Dijo que las fronteras han quedado de lado y seguramente así será en el futuro. Remarcó que la pandemia dejará una enseñanza para las futuras crisis relacionadas a la salud y ella es que el mundo está integrado. Se refirió a la necesidad de tener “mecanismos aceitados y preparados” para afrontar estas situaciones.

Hizo mención al “individualismo” y a las “carreras hacia la salud”, en tal sentido se refirió a las gestiones que debieron realizar muchos países, entre ellos Uruguay, negociando directamente con los laboratorios para obtener las vacunas contra el COVID-19. “Los países debieron negociar con laboratorios y a veces recibiendo asistencia de otras naciones, como el caso de Uruguay de China y en su momento los primeros embarques de Chile”.

“Queda claro que hay un fracaso de las instituciones burocráticas internacionales en el suministro de los medicamentos. Esto no supone enrostrar ni echar la culpa, esto supone estar preparados, que no tenga que primar la competencia entre países donde, por lo general, los más poderosos son los que llegan primero para poder inocular a nuestros ciudadanos”, cuestionó.

Lacalle expresó que es urgente tomar decisiones a corto, mediano y largo plazo, y planteó que los organismos internacionales deben desarrollar “mecanismos suficientemente lógicos y adecuados para la realidad que podemos vivir”.

Por otro lado, se refirió a la consecuencia inmediata de esta pandemia que es en la economía, la que ha sido fuertemente castigada y ha cambiado al mundo y a Uruguay a partir del 13 de marzo.

“Los planes de Gobierno se han alterado y las necesidades de las poblaciones hoy son otras, con respecto al mundo en el que vivíamos”, indicó.

Manifestó que los estados deben, como primer fin, “proteger a su población”.

Añadió: “Eso significó el cierre de fronteras, el quiebre de algunas cadenas de comercio exterior y en otros tiempos enlentecer las mismas. No puede ser la consecuencia directa que la protección de nuestros pueblos se transforme en proteccionismo. Debemos reflexionar y poner en práctica, a través de las relaciones multilaterales o bilaterales, este nuevo nacimiento del comercio dentro del mundo”.

Remarcó que para países como Uruguay es “urgente que el mundo pueda abrirse en relaciones complementarias y lograr el progreso”.

Se refirió a la necesidad de un mundo más abierto y más solidario, para un mundo más unido.

Abrir puertas y ventanas

“No quiero terminar sin hacer hincapié en un tema que es preocupación de nuestro país, de nuestro Gobierno y de la comunidad internacional. A nosotros nos gusta hablar mirándonos a los ojos, nos gusta la presencia física. Es más fácil de transmitir y es más sencillo recibir respuestas”, manifestó ya casi al cierre de su discurso.

Agregó: “Claramente, con serena voz, pero con la misma firmeza y apelando a la oportunidad que tiene el señor Nicolás Maduro o quien lo represente decirle, en nombre de nuestro Gobierno, que le debe abrir las puertas, que le debe abrir la ventana, urgentemente a la democracia”.

FUENTE: LaRed21