Lacalle dispuso que los funcionarios de seguridad presenten legajos de antecedentes penales

El martes 27 de septiembre, el juez subrogante Matías Porciúncula determinó la prisión preventiva por 30 días de Astesiano, por los delitos de: “asociación para delinquir”, un “delito continuado de suposición de estado civil en calidad de coautor” (falsificación de estado civil), y un delito de tráfico de influencias”. Astesiano operaba desde su despacho del piso cuatro de Torre Ejecutiva.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, manifestó su sorpresa por el hecho, y dijo que Astesiano no tenía antecedentes penales.

Sin embargo, se sabía que Astesiano contaba con una veintena de indagatorias policiales desde 2003, por delitos tales como: hurto, estafa, daño y apropiación indebida, pero “sin antecedentes penales”, había dicho el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en conferencia de prensa, tras conocerse la detención e incomunicación de su custodia.

Empero, en las últimas horas, trascendió que, en el año 2013, Astesiano había cumplido un proceso judicial que derivó en su prisión, por cuatro meses, por un delito “continuado de estafa”, según informó La Diaria.

Legajos de antecedentes

También se supo que el vínculo de Astesiano con Presidencia de la República era a través de un “contrato de adscripción”.

El servicio de seguridad Presidencial, está conformado en su gran mayoría por policías que son pases en comisión, pero también por ex policías, como el caso de Astesiano.

A raíz de los hechos, Lacalle dispuso que todos los funcionarios de seguridad presenten legajos de antecedentes penales, para poder ejercer sus funciones.

FUENTE: LaRed21