“La OMC deberá tomar medidas que contribuyan a la recuperación de la economía”

En entrevista exclusiva con LARED21, el embajador mexicano en Uruguay, Víctor Manuel Barceló, se refirió a la candidatura de México para ocupar la dirección general de la OMC, a las prioridades de su país como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y a las relaciones diplomáticas y comerciales con Uruguay.

-El Gobierno de México impulsa la candidatura de Jesús Seade Kuri como director general de la Organización Mundial del Comercio. ¿Cuáles serían sus prioridades?

-El gobierno de México propone al doctor Jesús Seade, una persona con una gran trayectoria global, una enorme experiencia y la capacidad de configurar un perfil idóneo para tal responsabilidad. Posee un conocimiento profundo de la Organización Mundial del Comercio porque ha participado en ella, fue parte clave de las negociaciones que dieron origen a la organización.

Adquirió, además, un profundo entendimiento de la organización desde su diseño original, porque fue el negociador de México, facilitador de soluciones y director general adjunto como fundador, y después para negociar y resolver tensiones comerciales y globales en el marco de la propia organización.

Es un negociador de muy alto nivel y un promotor de consensos. Para él, lo más importante es promocionar consensos.

Los miembros de la OMC requieren de un director general con un conocimiento técnico de la materia, con un fuerte liderazgo político y, por sobre todo, que tenga un muy comprobado pensamiento y manera de actuar creativo y una habilidad para encontrar soluciones. Seade cubre todos esos requisitos. Es una personalidad de muy alto rango.

Tiene, además, una capacidad única de interlocución, está profundamente conectado entre los grandes miembros y regiones que conforman la OMC, desde África, América Latina y Medio Oriente, hablando de nuestras naciones que requieren de una aportación especial de tareas y de apoyos a través de la organización para mejorar sus condiciones de vida, porque tanto en África como en América Latina y Medio Oriente existen países que no tienen las condiciones suficientes para darle a todos sus ciudadanos un nivel de vida adecuado.

También tiene la capacidad para poder manejarse en ese terreno, ya que en China (donde se desempeñó como profesor de una Universidad de Hong Kong) fue facilitador de negociaciones por su manejo del idioma chino, aunado a la participación en la negociación de tratados comerciales.

Asimismo, Jesús Seade fue el negociador principal del último tratado comercial que se firmó entre Estados Unidos, Canadá y México.

Por todo ello entendemos que se trata de la persona más adecuada para el cargo.

Además, tiene un interés especial por América Latina y Uruguay, porque aquí hay dos de las organizaciones de comercio e integración más importantes de la región. Aquí nació, hace 60 años, la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), que en los años 80 cambió de nombre, porque amplió su rango de acción, a Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), que es ahora una de las organizaciones más importante del continente, y luego tiene la regional específica con una fortaleza que le dan los países que la integran, que es el MERCOSUR.

Todo esto hace que la región sea de vital importancia. Además de que México pertenece a la ALADI.

La visión de Seade es que se pueda participar en un sistema multilateral de comercio fuerte, incluyente, abierto y consciente de su tiempo para poder multiplicar y cambiar lo que estamos viviendo, porque cuando salgamos del COVID-19 seguramente tendremos un panorama muy diferente al que teníamos antes.

Habrá que fortalecer la membrecía de la OMC y llevarla a un comercio incluyente, que sirva a todos y que no solamente para que se enriquezcan algunos países.

-Sobre este aspecto, el mundo después del COVID-19 ya no es el mismo y las relaciones comerciales entre los países también cambiarán. ¿Cuál sería el objetivo de México desde la OMC­?

La capacidad de negociación que tiene Jesús Seade es mejorar las condiciones de vida de nuestro continente, de nuestra gente, de quienes están al frente de todas las organizaciones de América Latina que tienen que ver con esta situación del Tratado de Libre Comercio, del MERCOSUR, y poder llegar a cambios profundos en la organización. Seade lo puede lograr por su profundo conocimiento de la cosas. Además tiene la experiencia como asesor senior en el Fondo Monetario Internacional, que lo transformó en un conocedor a fondo de los retos de América Latina, y también de África, Europa y Medio Oriente. Al haber estado en el FMI tuvo la oportunidad de ir muy profundamente en el conocimiento de estos problemas que ahora pueden ser los que más nos vayan a afectar cuando regresemos de las experiencias graves que estamos viviendo.

Seade busca reafirmar la relevancia de la OMC, porque los avances han sido limitados, sobre todo en materia de negociaciones. Hay algo de paralización de su órgano de apelación y hay una necesidad urgente de modernizar la administración de los acuerdos vigentes, esto vendría ayudar a la ALADI y al MERCOSUR, dos entidades enclavadas en el territorio uruguayo y que responden a los intereses del Uruguay.

También habría que impulsar los temas tradicionales de negociación comercial como la pesca, la agricultura y dinamizar a la economía del siglo XXI que vendrá con otras características muy diferentes a las actuales, porque habrá una inclusión del comercio electrónico, y el desarrollo de una visión sostenible de la economía es decir que no choque con la naturaleza sino que camine a su lado y la respete.

Debe existir un entendimiento funcional de solución de diferencias y crear mecanismos dentro del organismo, que permitan un mejor seguimiento del cumplimiento de los derechos y obligaciones de sus miembros y, de inmediato, atenuar los efectos económicos de la pandemia.

La OMC debe alentar a sus miembros a evitar acciones que afecten el flujo de mercancías y a tomar medidas que contribuyan definitivamente a la recuperación de la actividad económica. Vamos a tener que tomar en cuenta, y será una de las medidas que tomará el doctor Seade, las distintas iniciativas para proteger la salud pública a nivel global. La salud se va a convertir en un tema tan importante como la propia economía.

La OMC debe alentar a sus miembros a evitar acciones que afecten el flujo de mercancías y a tomar medidas que contribuyan definitivamente a la recuperación de la actividad económica

-Sobre este aspecto trascendió que algunos países sudamericanos imponen altos aranceles a la importación de productos médicos necesarios para frenar la pandemia. ¿De ahora en más, cómo deberían manejarse estos temas?

-Seade propone que puedan manejarse para acotar y evitar acciones que afecten el flujo de mercancías. No es correcto que en un momento de pandemia se vayan sobre los precios de los productos y los ofrezcan en condiciones totalmente inconvenientes.

Es necesario que logremos que esto no ocurra y haya una actividad económica sustentable, pero que no afecte a la vida de los seres humanos ni del medio ambiente en general.

-El 31 de agosto deja su cargo el actual director general de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevedo. El plazo para la presentación de candidaturas venció el 8 de julio y las posibilidades de México son muy altas.

-Las posibilidades de México son muy altas y muy útiles, porque lograrlo sería realmente tener una persona que resuelva los problemas de los países, porque la OMC requiere mirar y velar por los intereses de los países de desarrollo medio o incipiente, en donde los problemas son muy graves como en países de América Latina, África y Oriente Medio.

-Por otro lado. ¿Cuáles son las prioridades de México como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para el bienio 2021-2022?

-Es la tercera vez que México es miembro del Consejo de Seguridad de ONU. Allí se ven los temas más delicados de la seguridad del planeta. L a posición de México siempre será la que dicta la Constitución Política de los Estados Unidos de México que habla de no intervención, de evitar la lucha social entre los pueblos y que la solución de controversias se realice por medios legales – jurídicos. Es decir, la limpieza en el trato internacional. Nuestro representante es el doctor Juan Ramón de la Fuente.

barceló

-¿Cuál es la situación actual del Tratado de Libre Comercio entre Uruguay y México, ya que se ha hablado de una actualización de dicho acuerdo?

-Dentro de los asuntos de la ALADI y del MERCOSUR, se logró un acuerdo para que Uruguay pudiese llevar a cabo un acuerdo bilateral con México sobre intercambios culturales, de cooperación científica y técnica, de cooperación turística, y el convenio para la prevención del uso indebido y la represión del tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas y productos químicos esenciales. Asimismo, un tratado de extradición, el acuerdo para la promoción y protección reciproca de inversiones, el tratado de cooperación de asistencia legal mutua en materia penal, un acuerdo sobre transporte aéreo, un convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la venta y el patrimonio, y un convenio para la cooperación, protección, conservación recuperación y restitución de bienes culturales y los que conforman el patrimonio natural y que hayan sido motivo de robo o tráfico ilícito.

Todos estos convenios han ido avanzando y aplicándose con grandes bondades y respeto por ambas partes.

Lo que de allí surgió también fue un Tratado de Libre Comercio entre Uruguay y México que ha permitido que pueda ampliarse el comercio entre ambos países.

En el 2018, el comercio entre las dos naciones ascendió a más de 560 millones de dólares.

México ha exportado a Uruguay artículos tales como: televisores y vehículos, y las exportaciones uruguayas a México comprenden lácteos y productos alimenticios.

México es el cuarto mayor socio comercial de Uruguay, mientras que Uruguay es el 15º socio comercial de México aunque para este año aumentará porque estamos comprando cantidades importantes de arroz.

En el año 2019, Uruguay invirtió en México 396 millones de dólares. En México se encuentran varias empresas importantes como América Móvil (telecomunicaciones), Binbit (proveedor de entretenimiento móvil), Bimbo (fabricación de productos de panadería), Gruma (compañía global de alimentos), entre otros.

Estamos muy contentos por los avances de nuestro comercio con Uruguay y podremos realizar un trabajo muy serio a través de la Expo ALADI, que este año se realizará en Ecuador en forma virtual. Esperamos que los empresarios de Uruguay y México puedan negociar nuevos acuerdos.

-Uruguay siegue siendo un país atractivo para inversores mexicanos…

-Desde el momento en que hay 396 millones de dólares de inversión uruguaya en México y en Uruguay se encuentran empresas tan importantes como América Móvil, Binbit, Bimbo, Gruma, entre otras, ello demuestra un gran interés en Uruguay. En este momento estamos analizando participar en la convocatoria a la licitación a empresas interesadas en prestar servicios de transporte de madera para la nueva planta de UPM.

Creemos que los productos que propone México tienen posibilidades. Estamos en una competencia leal y sabemos que en Uruguay las licitaciones se manejan de manera transparente y confiamos en que prospere.

Nosotros consideramos las relaciones multilaterales fuera del rango de la política

-México y Uruguay adoptaron en su momento una posición neutral ante la crisis política en Venezuela. Con la nueva administración de Luis Lacalle Pou, Uruguay tiene una posición diferente. ¿Esto podría afectar las relaciones diplomáticas entre Uruguay y México?

-No, en absoluto. Nosotros consideramos las relaciones multilaterales fuera del rango de la política. Tenemos una relación bilateral muy cuidadosa y atenta. La posición que se manejará en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es la misma que realizamos en nuestras relaciones bilaterales, con un respeto absoluto a las determinaciones de los países y una apertura total para que cada país resuelva sus asuntos de manera interna cuidando que no haya injerencia externa.

También buscamos que nuestra relación sea en un terreno de soberanía con soberanía. Con Uruguay jamás hemos tenido un problema, ni lo vamos a tener. Desde 1830 estamos en relación con Uruguay, a partir de 1832 comenzaron a nombrarse representantes plenipotenciarios entre uno y otro país y nuestra relación creció de manera muy importante casi a finales del siglo XIX, y a partir del siglo XX hemos mantenido embajadores de muy alto rango y nivel en uno y otro país

-Desde hace pocos días se exhibe en la Sala de Prensa del Palacio Legislativo un retrato del escritor mexicano Amado Nervo, una iniciativa que impulsó el escritor uruguayo Javier Volonté. ¿Cuál es su visión sobre este hecho?

-Estuve muy cerca de Voltonté durante todo el proceso, alentándolo y apoyándolo. Destaco el impuso que dieron también la vicepresidenta de la República y presidenta de la Asamblea General, Beatriz Argimón, y a la senadora Gloria Rodríguez.

Amado Nervo además de ser escritor, poeta y un gran orador, también era periodista. En 1898 fundó y dirigió la “Revista Moderna”, una de las más importantes de Centroamérica.

Nuestro querido y admirado poeta Amado Nervo fue una personalidad muy especial y quiero recordar un verso de autobiografía que dice:

“¿Versos autobiográficos? Ahí están mis canciones,

allí están mis poemas: yo, como las naciones

venturosas, y a ejemplo de la mujer honrada,

no tengo historia: nunca me ha sucedido nada,

¡oh, noble amiga ignota!, que pudiera contarte.

Allá en mis años mozos adiviné del Arte

la armonía y el ritmo, caros al musageta,

y, pudiendo ser rico, preferí ser poeta.

-¿Y después?

-He sufrido, como todos, y he amado.

¿Mucho?

-Lo suficiente para ser perdonado…”

Ese es Amado Nervo, el iniciador del Modernismo en la literatura latinoamericana, junto a Rubén Darío y a escritores uruguayos extraordinarios como Mario Benedetti, Julio César da Rosa e Idea Vilariño y que este año se conmemora el centenario de sus respectivos nacimientos.

-Gracias

-Muchas gracias a ustedes.

FUENTE: LaRed21