La epidemia de violencia armada en EE.UU.: 28 tiroteos en escuelas en 2021

Estados Unidos: un nuevo tiroteo destrozó esta semana a una comunidad, esta vez en el estado de Michigan, donde un estudiante de 15 años abrió fuego este martes dentro de un secundario matando a cuatro chicos e hiriendo a otros siete. Es solo otra de las manifestaciones de la llamada “epidemia de violencia armada” que flota desde hace años en la potencia occidental y que, a pesar de todo el dolor, no avanza hacia la regulación de la venta de estos mortales artefactos.

En lo que va del año, ya son 29 los tiroteos en escuelas y colegios en Estados Unidos, un número apenas contenido en 2020 y la primera mitad del 2021 porque la pandemia del COVID-19 mantuvo los centros educativos cerrados. Pero expertos en el tema también han dicho que la violencia de armas de fuego ha crecido durante la crisis sanitaria y ha afectado más bien a los niños y jóvenes.

El último episodio tuvo lugar en la Oxford High School, en el suburbio de Oxford, a unos 50 kilómetros al norte de Detroit, y no solo es el evento número 29 en un centro educativo sino que es el número 651 en general a nivel nacional, según datos del Gun Violence Archive , que rastrea y elabora estadísticas sobre tiroteos. En otro tiroteo parecido el martes, una persona falleció y otra resultó herida en un secundario de Tennessee después de una disputa por dos juegos de baloncesto entre liceos.

La parábola de la función parece crecer con el paso del tiempo, porque de los 29 tiroteos escolares, 21 han sucedido después de agosto, cuando regresaron las clases presenciales: en todo 2020 hubo solo 10, que dejaron víctimas mortales, otro tanto de heridos y cientos de vidas arruinadas para siempre.

Mapa de calor de los tiroteos escolares en Estados Unidos en lo que va del año

Efectos de por vida

Es tal el nivel de violencia en lugares donde no debería haberla que existe en el mercado estadounidense mochilas escolares antibalas, para que al menos la espalda de los chicos y chicas esté protegida ante un eventual tiroteo.

La organización Everytown for Gun Safety, que también analiza esta epidemia, ha ampliado la cifra no solamente incluyendo a los tiroteos dentro de los edificios, sino que además incluye los eventos acaecidos en terrenos escolares: en total son 144 los incidentes con disparos de armas de fuego incluidos, han fallecido 28 personas y 86 resultaron heridas.

El oeste del país ha sido el más golpeado, ya que el mapa de calor de tiroteos muestra que del centro al oriente hay más tiroteos que hacia el occidente, mientras que estados como Idaho apenas han visto un evento, a la vez que Montana o las Dakotas están libres de hechos de esta naturaleza.

Las consecuencias son a largo plazo para niños, niñas y adolescentes: según los datos, quienes están expuestos a la violencia, el crimen y el abuso tienen más probabilidades de abusar de las drogas y el alcohol; sufre de depresión, ansiedad y trastorno de estrés postraumático; fallan o tienen dificultades en la escuela; y tienden a tener propensión a participar en actividades delictivas.

FUENTE: LaRed21