Joe Biden es el nuevo presidente de Estados Unidos. Trump sigue en negación

Joe Biden ha sido elegido como nuevo presidente de los Estados Unidos después de derrotar a Donald Trump tanto en el voto popular como en los votos del Colegio Electoral.

Tras un complejo y lento conteo de votos en todos los estados, la elección se definió en los estados de Georgia y Pensilvania en los cuales al final se impuso el demócrata.

Por su parte, el presidente Donald Trump se niega a aceptar la derrota y volvió a insistir en que es él el vencedor: «Nosotros ganamos esta elección, por mucho», tuiteó al conocerse que Biden ya había sobrepasado los 270 votos electorales, el mínimo necesario para poder ser declarado mandatario.

El republicano ha esgrimido una serie de conspiraciones y acusaciones infundadas que no ha respaldado con evidencias o pruebas. Según él, en varios estados en los que perdió se tiraron papeletas y se extraviaron otras. En otros, aseveró, se agregaron «misteriosas» boletas a favor de Biden.

Biden y Harris, una fórmula histórica

El presidente electo emitió un comunicado a los pocos minutos de saberse el resultado. Me siento privilegiado por la confianza que el pueblo americano ha puesto en mí y la vicepresidenta electa Kamala Harris. En su cuenta de Twitter ya se lee: «Presidente electo de los Estados Unidos, esposo de la doctora Biden, padre y abuelo. Listo para construir un mejor Estados Unidos para los estadounidenses.

«La campaña ha terminado, es hora de dejar atrás la ira y la retórica estridente y unirnos como nación. Es hora de que EE.UU. se una.Y se curen las heridas. Somos los Estados Unidos de América,no hay nada que no podamos hacer,si lo hacemos juntos», se lee más adelante en el comunicado.

Su compañera de fórmula, Kamala Harris, será la primera mujer y la primera persona de ascendencia afroamericana en llegar a la vicepresidencia de los Estados Unidos. Tiene una larga trayectoria como jurista y magistrada en su natal California y juntos tienen cuatro años muy duros por delante.

Agarran un país convertido en una suerte de fierro caliente por la pandemia del coronavirus, tras el pobre y criticado manejo por parte de Trump que ha dejado 10 millones de contagios y más de 242.000 muertos; en ambos indicadores ocupa el infame primer lugar mundial.

Se encontrará con un Senado contralado por los republicanos, que seguramente le pondrán piedras en el camino para gobernar, pero la Cámara de Representantes estará en manos de los demócratas.

FUENTE: LaRed21