Intendencia de Maldonado quiere construir una “mega rambla” en Punta Colorada, pese a rechazo de vecinos

La Comisión Fomento de Punta Colorada (CFPC) volvió a manifestar su rechazo ante el inminente inicio de las obras de la nueva rambla en Punta Colorada, ya que aseguran que la Intendencia de Maldonado no les brinda información suficiente a pesar de ser ellos residentes permanentes.

Según publica Maldonado Noticias, en julio de 2018 la CFPC realizó un extenso informe que calificaba de “grave” la situación planteada por el gobierno de Enrique Antía, que pretende erigir una “mega rambla” en los balnearios de San Francisco y Punta Colorada. El 13 de mayo del mismo año, la organización vecinal fue citada a reunirse con Antía y altos jerarcas como el director general de Planeamiento, arquitecto Roberto Chiachio y el alcalde de Piriápolis, Mario Invernizzi. En el diálogo, la CFPC informó de su oposición al proyecto y pidió hacer caso al Plan de Ordenamiento redactado por ellos poniendo especial foco en el control del tránsito vehicular para no sobrecargar la línea costera.

También manifestaron su preocupación por la flora y fauna que se vería afectada, y pidieron que se velara por los frágiles ecosistemas de la faja costera y promoviendo un desarrollo sustentable.

Este fin de semana reiteraron su preocupación porque han solicitado toda la información pertinente a las obras y no se les ha brindado en ningún momento. “No se trata de una simple obra vial o de circulación vehicular, se va a trabajar sobre un área clave y fundamental para el balneario”, dice un comunicado difundido por el organismo.

“Su impacto puede comprometer la calidad de nuestro entorno por décadas en la medida que son obras de difícil o imposible reversibilidad y elevado costo”, agregaron.

La puesta en valor del balneario, prosiguieron, “es una gran oportunidad para nuestro balneario de contar con un atractivo turístico de jerarquía no solo local sino departamental y nacional, congruente con la marca de ´Uruguay Natural´”, por lo que reclaman su derecho de acceder a la información de “las características y detalles de proyecto; conocer el avance de los permisos y autorizaciones ambientales de los organismos competentes tanto a nivel nacional como departamental; conocer los informes técnicos que avalan y justifican las acciones a emprender”.

Según estaba previsto en el proyecto desde 2018, se construiría una gran calzada de hormigón y carpeta asfáltica, que contempla la adecuación altimétrica de la faja pública entre el pavimento y la línea de propiedad, actualmente afectada por movimientos de arena. En el caso de la ciclovía, también será asfaltada y estará del lado norte con franja de césped. Para entonces, los vecinos ya denunciaban que “posiblemente este proyecto de la IDM sea uno de los grandes desafíos en nuestra lucha por preservar un balneario acorde a nuestras ambiciones”.

Los vecinos buscan preservar “un lugar sano para vivir y veranear con buena infraestructura de calles, luz y seguridad, escuela, pequeños comercios; un lugar acorde a nuestras dimensiones, respetuosos del Medio Ambiente y de la convivencia entre todos; un lugar que no se convierta en un mega centro turístico; un lugar que no sea de tránsito de vehículos en su pasaje desde Piriápolis hasta Punta del Este; un lugar en el que se pueda disfrutar de la costa, a pié, en bicicleta, sin estar expuestos a la invasión de vehículos durante el verano.”

En la actualidad, buscan que el protagonista sea el peatón y que el tránsito vehicular sea desalentado, “en consonancia con las exigencias del turismo que nos visita y las tendencias de todos los países que buscan un desarrollo sustentable”.

También, y de acuerdo a las recomendaciones de diseño paisajístico en este tipo de hábitats se entiende que, “la estructura a realizar debe ser lo más ´blanda´ posible, integrándose a la naturaleza y al entorno, sin incrementar en absoluto las superficies duras de bitumen o cemento”.

FUENTE: LaRed21