Heber niega que Astesiano pudiese ofrecer el acceso al software El Guardián de escuchas telefónicas

El excustodio del presidente Luis Lacalle Pou, Alejandro Astesiano, habría intervenido de forma ilegal celulares de terceras personas por medio del software de espionaje e Inteligencia, El Guardián, del cual el Ministerio del Interior tiene licencia de uso.

Las indagaciones al teléfono celular de Astesiano encontraron chats en los cuales se hablan de operativos de seguimiento a camioneros que transportaban soja y trigo en los departamentos de Río negro, Soriano y Colonia. Una de las conversaciones reveló un contacto con un empresario agropecuario argentino que produce trigo y soja en Uruguay, Argentina y Paraguay.

El primer intercambio entre Astesiano y esta persona tuvo lugar el 3 de setiembre de 2022, a las 19:39 horas, siendo el argentino el primero en escribir. El excustodio presidencial respondió cuatro horas después diciendo: “Los teléfonos no han arrojado nada aún. Vamos ya 18 días para atrás”.

Posteriormente, le reenvía un mensaje en que le dice: “Señor, habilitamos 5000 coincidencias de El Guardián con los teléfonos. Ninguno arroja ningún vínculo o maniobras y ninguno en cien días para atrás tiene contacto con personas de PREXPOL o con los celulares mencionados”.

Heber niega que esto sea posible

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, salió al paso de estas revelaciones para negarlas, aseverando que no es tan sencillo acceder a las labores para las que sirve El Guardián.

“Quien afirma esto, tiene total desconocimiento de cómo funciona”, indicó el ministro. “El Guardián no puede hacer ninguna escucha si no es con orden del Poder Judicial y de la Fiscalía. No hay forma. Están registrados”, agregó.

Heber aseveró que se trata de un sistema que da “plena garantías en esto”, y que “cuando hay un periodista que dice que el señor Astesiano escuchaba, o no tiene conocimiento, o está repitiendo una mentira que dijo el señor Astesiano en la Fiscalía”.

Y reiteró: “No es verdad, no se puede. Nadie puede. Ni el presidente de la República puede. Nadie puede escuchar si no es con orden judicial (…) Esa es la plena garantía de un sistema de escuchas, que si no es con orden judicial es imposible hacer”.

Este lunes, Heber deberá comparecer ante la Comisión de Seguridad de la Cámara de Senadores, en conjunto con los directores del Sistema de Gestión de Seguridad Pública (SGSP) y de El Guardián, para explicar cómo es que funciona y se emplea el software.

FUENTE: LaRed21