Gobierno entregó a Fiscalía y Familiares de desaparecidos copias de los documentos encontrados en el Grupo de Artillería 5

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y el ministro de Defensa, Javier García, entregaron este martes al fiscal de Corte, Jorge Díaz, archivos de inteligencia y operativos militares perpetrados en dictadura, que fueran encontrados en el Grupo de Artillería 5 de Montevideo.

El paquete de documento costa de cinco libros y dos folders con registros de actividades del Servicio de Información y Defensa (SID) y el Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), dos de los principales organismos de inteligencia y represión que operaron durante la dictadura cívico-militar en el Uruguay.

El Grupo de Artillería 5 de Montevideo funcionó durante la oscura etapa de la historia nacional reciente como un centro de detención y torturas contra presos políticos, y estuvo operativo entre los años 1972 y 1974.

“Vamos a tomarnos 24 o 48 horas para determinar si este material lo vamos a enviar a la Fiscalía de Delitos de Lesa Humanidad o también si otra tiene competencias”, dijo el fiscal Díaz a la salida de su encuentro con el presidente y el ministro. Calificó la información de “valiosa” y aseguró que será una importante herramienta para darles “un contexto histórico” a los delitos investigados. “Les puedo asegurar que por tres cuatro cosas que vi, la información es muy valiosa”, manifestó, y añadió que la voluntad es que la información sea pública pronto.

En esta misma jornada, el ministro de Defensa y el subdirector de la cartera, Cipriano Goñi, se reunieron con Ignacio Errandonea y Elena Zaffaroni, integrantes de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, para entregarles una copia de todos los papeles en cuestión.

Importante información

García dijo a la prensa que, entre otras cosas, los documentos incluyen solicitudes de detención de diversas personas, información de espionaje e inteligencia de varias personas y organizaciones como partidos políticos, sindicatos, movimientos sociales y demás. También contiene partes operativos de militares así como de actividades de gente infiltrada en los grupos civiles antes mencionados.

Otros documentos dan cuenta de declaraciones de detenidos y registros de la actividad de ejército argentino y organizaciones de otros países en el Uruguay.

García también explicó que hay registros de actividades ilícitas y violentas de los años 1972, 1973 y 1986, años anteriores y posteriores a la dictadura cívico-militar.

FUENTE: LaRed21