Giro de 180°: Lacalle designó embajador político en Venezuela a pesar de su discurso

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, sorprendió a propios y extraños al designar al exintendente de Tacuarembó y exintendente, Eber da Rosa, como nuevo embajador político ante el gobierno de Venezuela, al cual ha calificado en más de una ocasión de “dictadura”.

Hasta ahora, la representación uruguaya en Venezuela estaba encabezada por un encargado de negocios desde febrero de 2016, cuando se fue del cargo el entonces embajador Óscar Ramos. Ahora, el gobierno de Lacalle Pou solicitó el visto bueno del Parlamento para la designación de da Rosa.

El portal Bloomberg Uruguay intentó obtener declaraciones desde Presidencia de la República, pero no recibieron respuesta inmediata.

Para Lacalle, Maduro es un dictador

Lacalle Pou siempre ha mantenido una postura rígida contra Nicolás Maduro, a quien ha calificado de dictador. No en pocas ocasiones ha hecho aseveraciones en las cuales instala sobre la investidura del líder chavista el apelativo de “dictador.

El 18 de agosto de 2017, cuando aún era senador, había escrito en Twitter: “Maduro, Venezuela, dictadura. ¿Queda alguna duda?”.

MADURO, VENEZUELA, DICTADURA. Queda alguna duda?

— Luis Lacalle Pou (@LuisLacallePou) August 18, 2017

En marzo de 2020, cuando asumió el gobierno, Maduro no recibió una invitación oficial para la ceremonia en que Tabaré Vázquez le traspasaba la banda presidencial a Lacalle, pero sí invitó a otros personajes polémicos como la entonces presidenta de facto boliviana, Jeanine Añez, quien había llegado al poder por medio de un golpe de Estado, por el cual ahora está condenada a prisión.

En julio de 2020, había manifestado: “(el gobierno de Maduro) es una dictadura aferrada al poder. Es una máquina de corrupción y de violación de los derechos humanos”.

Más adelante, en setiembre de 2021, cuando asistió a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), había regresado a sus acusaciones contra Maduro. “Compartimos la autodeterminación y la no intervención, pero uno de los elementos que impulsa la Celac es la democracia, y la democracia es el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres. Y por eso participar de este foro no significa ser complaciente”, empezó diciendo en su discurso en este encuentro.

“Cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en voz tranquila, pero firme, debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, continuó el jefe de Estado liberal.

FUENTE: LaRed21