Exfiscal Fossati se suma a Raffo en el PN: Dice que críticas del FA la motivaron

En el mediodía de ayer, en la sede del movimiento Sumar en el Centro de Montevideo, Plaza Independencia, se llevó a cabo el acto de incorporación de Gabriela Fossati a la política. La negociación se gestó directamente con la precandidata nacionalista, Laura Raffo y se gestó durante los últimos meses.

Ambas partes acordaron que la oficialización ocurriría después de la presentación del libro de Fossati, titulado “La cara oculta del sistema judicial en Uruguay. El poder de ‘La manada’”.

Durante el evento, se intercambiaron elogios entre Raffo y Fossati, quienes ocupaban el centro de la mesa, pero se posicionan a la derecha de la derecha, siendo una de las propuestas más liberales en lo económico y lo social, dentro del ya de por sí conservador y derechista PN.

Se discutió sobre feminismo, la conciliación entre la vida laboral y la maternidad, la vocación de servicio público y los valores compartidos. A los costados estaban figuras destacadas como el senador Carlos Camy, el intendente de Soriano, Guillermo Besozzi, y el dirigente Mario Ayala. El ingreso de Fossati al equipo de Raffo se concretó a través de Alianza Nacional.

En su discurso, Fossati no eludió las críticas recibidas por su manejo del caso Astesiano. Reconoció las críticas de un «sector político» del Frente Amplio, que, en su percepción, se comportó «bastante hostil». Esta experiencia la hizo salir de una «etapa de hibernación», recordándole las ideas que tuvo en su juventud antes de ingresar al servicio público, donde dedicó más de 30 años de su vida.

Fossati, en sus años de juventud y antes de su ingreso al servicio público, se identificaba como wilsonista. Para ella, la lista 2004, liderada por el fallecido ministro Jorge Larrañaga, representa el wilsonismo del siglo XXI.

Durante su intervención, Fossati elogió a Raffo, describiéndola como una «mujer guerrera» que ha luchado por su lugar y una profesional estudiosa y emprendedora que ha equilibrado el papel de madre con el de trabajadora. También mencionó un «feminismo sano» compartido, diferenciándolo de otros movimientos que no la representan, aunque sin entrar en detalles. Afirmó ser feminista en el sentido de luchar junto a los hombres por la igualdad de derechos.

A pesar de no expresar intenciones de ir al Parlamento, Fossati destacó su «expertise evidente» después de «32 años de trabajo en el sistema judicial y en la seguridad pública». Se comprometió a aportar en temas de violencia de género y sexual, así como en cuestiones relacionadas con la minoridad y el medio ambiente.

Por su parte, Raffo expresó su alegría por la incorporación de una mujer con la trayectoria, coraje y empuje de Fossati al movimiento Sumar. La describió como una profesional destacada con la vocación de incursionar en la política.

Fossati tuvo el caso Astesiano, pero decidió hacer militancia política

En su escritorio reposaba una de las causas más controvertidas que envolvían al gobierno actual: la investigación de Alejandro Astesiano, exjefe de custodia del presidente Luis Lacalle Pou, ahora tras las rejas con una condena de cuatro años y medio por varios delitos.

La fiscal a cargo, tras ser apartada del caso Gustavo Leal, el asesor del Frente Amplio vinculado a Astesiano, optó por renunciar a la Fiscalía. Sin embargo, en un giro sorprendente, ayer ingresó al escenario político respaldando la precandidatura de la economista Raffo, quien intentó fallidamente ser intendenta de Montevideo, perdiendo contra Carolina Cosse.

Mayormente, Raffo se ha dedicado por años a hacer comentarios económicos en televisión, especialmente críticos a los gobiernos del Frente Amplio. También ha liderado un think tank para, presuntamente, crear y desarrollar ideas para mejorar Montevideo, pero poco se ha llegado a la práctica.

FUENTE: LaRed21