COVAX: Estas son las cinco vacunas que prefiere Uruguay

El gobierno de Luis Lacalle Pou sigue en tratativas con el mecanismo COVAX, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que incluye un total de 15 vacunas de todo el mundo diseñadas para combatir el COVID-19. Cabe destacar que no todas las inoculaciones participantes han aprobado todos los pasos necesarios para recibir el visto bueno de los reguladores de salud del mundo, como por ejemplo la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés).

A este reservorio adhieren un total de 190 países, entre los cuales está Uruguay que ya apartó 1.5 millones de vacunas; Lacalle dijo dos fines de semana atrás que llegarían unas 100.000 de estas entre la última semana de febrero y la primera de marzo.

Varias negociaciones

COVAX permite a los países expresar qué vacunas prefieren, en función de las capacidades logísticas particulares. Según dijo al diario El País Gabriela Gómez, directora de Relaciones Internacionales y Cooperación del Ministerio de Salud Pública que las que «rankean mejor» ante ojos del gobierno son las de Pfizer, Johnson & Johnson, AstraZeneca/Oxford, Serum Institute de India (SII) y Sanofi.

«Estamos en diálogo continuo con la plataforma, vamos avanzando y vamos reportando a nivel país nuestro plan de vacunación», agregó la funcionaria. «Hemos alcanzado los requerimientos que nos piden y los estamos reportando».

COVAX proveerá las vacunas según la disponibilidad en cantidades y en función de las capacidades logísticas de cada farmacéutica y de los países adquirentes.

Aparte del mecanismo COVAX, el gobierno negocia con Pfizer/BioNtech, que enfrenta problemas de abastecimiento a nivel mundial y que está siendo controlada por la Unión Europea para que abastezca a sus países primero que al resto de naciones externas. Además está en tratativas con Sinovac en medio de controversias por la aparición de negociadores no autorizados con documentos falsificados y contradicciones entre el Ejecutivo, el Instituto Butantan de Brasil y la casa matriz en China.

FUENTE: LaRed21