Corea del Norte disparó un misil sobre Japón, por primera vez en cinco años

Corea del Norte disparó un misil balístico sobre Japón, en lo que se ha interpretado como una deliberada provocación par parte de Pyongyang.

El misil viajó 4.500 kilómetros antes de caer en el Océano Pacífico, suficientemente lejos como para alcanzar, por ejemplo, las islas de Guam -territorio insular de los Estados Unidos- si hubiese tomado otra dirección.

Es el primer misil balístico lanzado por Corea del Norte sobre Japón desde 2017, y provocó que se activaran una serie de alarmas a la ciudadanía, como cornetas con fuertes ruidos y mensajes de emergencia en celulares que urgían a buscar refugio bajo tierra.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) prohibió a Corea del Norte probar armas balísticas y nucleares, así como volarlas por encima del territorio de otros países, visto que esto representa una violación a la soberaníade dichas naciones.

Respuestas

Estados Unidos condenó el “peligroso y temerario” lanzamiento, al tiempo que el asesor de Seguridad Nacional del gobierno de Joe Biden, Jake Sullivan, se puso en contacto con sus homólogos japonés y surcoreano para articular una respuesta internacionl proporcional.

“EE.UU. condena con fuerza la decisión peligrosa y temeraria de Corea del Norte de lanzar un misil balístico de largo alcance sobre Japón”, indicó en un comunicado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, Adrienne Watson.

El presidente surcoreano, Yoo Suk Yeol, prometió este martes que habrá una “severa respuesta” de parte de su administración y su ejército.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, dijo en la jornada que la incursión de un misil norcoreano en su territorio, es “una barbarie” y expresó su más firme condena por ello.

La última “provocación de Corea del Norte… violó claramente los principios y normas universales de las Naciones Unidas, y [Yoon] ordenó una respuesta severa y tomar las medidas correspondientes en cooperación con Estados Unidos y la comunidad internacional”, dijo el despacho del primer ministro en un comunicado.

Estados Unidos y Corea del Sur hicieron ejercicios militares conjuntos disuasorios, disparando a un objetivo simulado en una isla deshabitada en el Mar Amarillo. Un comunicado dijo que el simulacro demostró la voluntad de Seúl y Washington de responder con severidad a la amenaza de Pyongyang.

Desde la Unión Europea se manifestó que la acción del gobierno del líder supremo Kim Jong-un pone en riesgo el área del Indo-Pacífico con el disparo del misil. “Condeno enérgicamente el intento deliberado de Corea del Norte de poner en peligro la seguridad en la región disparando un misil balístico sobre Japón. Una agresión injustificada y una flagrante violación del derecho internacional”, escribió el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en Twitter.

FUENTE: LaRed21