Colombia: denuncian que arzobispo de Cali sacó del país a cura acusado de pederastia

El arzobispo de la ciudad colombiana de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, habría ayudado a salir de Colombia al sacerdote Dagoberto Cárdenas Artunduaga, quien presuntamente habría abusado sexualmente de un niño menor de 14 años.

El paradero de Cárdenas Artunduaga ahora es desconocido, pero la revista Vorágine.co afirma tener declaraciones de al menos tres fuentes que indicaron que estaría en Europa, a donde llegó con el patrocinio de Monsalve Mejía.

La presunta víctima es un integrante de la llamada “Primera Línea”, los jóvenes que se manifestaron públicamente contra el gobierno del presidente derechista Iván Duque en 2021. Por entonces, Cárdenas era párroco de Nuestra Señora de los Remedios, rector de la escuela diaconal Pablo VI, asesor de una asociación privada llamada Lazos de Amor Mariano y vicario episcopal para el Desarrollo Humano Integral. En este último cargo fue en que se pudo acercar a jóvenes que dormían en un edificio de la institución.

El medio colombiano se contactó con el sacerdote señalado, quien negó las aseveraciones. “Que yo tenga presente ni he abusado de ningún menor ni el arzobispo me ha sacado del país”, dijo, y agregó que estaba de viaje porque “desde el año 2020 tenía una peregrinación a Fátima, Tierra Santa y Roma pendiente, que después de haber solicitado permiso al arzobispo y comunicado al arzobispo coadjutor y a mi comunidad parroquial he salido con un grupo de sacerdotes y laicos y estoy por acá hasta finales de la próxima semana (sic)”. Y agregó: “Si hay alguna denuncia al respecto, al regresar con mucho gusto responderé ante quienes me notifiquen de tal situación”.

Seguidilla de casos

El caso de Dagoberto Cárdenas no es aislado, en una iglesia católica ya de por sí recurrente en los abusos sexuales y la pederastia a nivel global durante décadas. Recientemente, el mismo arzobispo de Cali suspendió al sacerdote John Fredy Gallego Bermúdez, rector del Seminario Mayor de Colombia. “De ahí la renuencia de monseñor Monsalve en cumplir la sentencia de la jueza 13 civil, pues demostraría que durante su episcopado ha encubierto a decenas de sacerdotes pederastas y abusadores sexuales”, reza en el reportaje de Vorágine.co.

En paralelo, el arzobispo de Bogotá (capital del país) y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Luis José Rueda Aparicio, se ha negado a responder a una petición de pregunta por 927 sacerdotes ante las sospechas de otros hechos ilícitos semejantes.

En cambio, Rueda Aparicio -aspirante a cardenal- entregó el nombre de solamente seis sacerdotes suspendidos o expulsados por Arquidiócesis de Bogotá evitando presentar los nombres solicitados que han tenido relación con esa dependencia católica.

FUENTE: LaRed21