Arresto domiciliario y tobillera para vicario de Minas imputado por abuso sexual a menores

Si bien la fiscal de Lavalleja había solicitado la prisión preventiva para el vicario, finalmente el Tribunal de Apelaciones determinó que la prisión preventiva es una medida “excepcional y el eventual entorpecimiento de la investigación puede neutralizarse con arresto domiciliario total en lugar lejano al sitio de residencia de las víctimas”, según informó La Diaria.

También se advirtió sobre la “situación de vulnerabilidad de las víctimas habida cuenta que no cuentan con la protección de su madre, quien aparece marcadamente volcada a favorecer los intereses del imputado”, lo cual continúa siendo investigado por la Fiscalía.

Informe fiscal

Según el informe fiscal, desde el 2014 el sacerdote de la Catedral de Minas frecuentaba el hogar de una mujer integrado por ella y sus tres hijos (todos menores de edad en ese entonces).

La señora recurría al imputado por “ayuda económica en reiteradas ocasiones”, siendo así que el sacerdote concurría asiduamente al hogar llevando consigo alimentos y bebidas alcohólicas, que consumían el ahora imputado y la mujer “junto a los hijos de ésta”.

En esas circunstancias, el imputado mediante la intimidación y el abuso de poder que ostentaba en virtud de oficiar como referente religioso de la familia, “en reiteradas ocasiones realizó tocamientos de índole sexual a las víctimas”.

En el dictamen fiscal se expresa que entre los relatos se recaba que el imputado “ingresó a la habitación de unas de las víctimas y abusó sexualmente de ella, por lo que la víctima, salió corriendo de su habitación aterrorizada y logró encerrarse en el baño”.

En setiembre de 2019, las víctimas relataron los abusos que sufrían desde hacía varios años a su hermano mayor quien realizó la denuncia.

Con posterioridad, una de las víctimas fue ingresada en un prestador de salud, por ideas de muerte, y detalló a un médico los abusos padecidos.

Por otro lado, se realizó pericia psiquiátrica al imputado la que estableció: “En su personalidad se evidencia tendencia al consumo excesivo de alcohol que puede exponerlo a mantener conductas desinhibidas (…)».

También se evidencia: “Gran sentido de autoconfianza y autoimportancia, tendiendo a satisfacer sus necesidades personales. Por lo expresado anteriormente, no surgen elementos de carácter concluyente que permitan afirmar ni descartar rasgos de carácter abusivo en su personalidad puesto que, si bien no se evidencia elementos perversos durante la entrevista, no ha descartarse que los mismos puedan hallarse solapados, y que el peritado optase por brindar una autoimagen favorable. Asimismo, el consumo abusivo de alcohol es un factor que puede predisponerlo a actuar en forma desinhibida y con fallas en los proceso represivos bajo sus efectos (incluyendo eventualmente la posibilidad de cometer actos como el que resulta investigado) aunque el peritado descarta tal posibilidad y niega alteraciones de la conciencia en tales circunstancias”.

FUENTE: LaRed21